Obras

Para iluminar hay que arder

Noelia Meilerman y Juan Salvador

Las entradas se retiran a partir de una hora antes en las boleterías ubicadas en la plaza cubierta. Son gratuitas y se entregan dos por persona.

Tres bailarines ponen en movimiento los discursos que fueron parte de su formación. Reorganizan esas afirmaciones y encuentran, en lo absurdo, nuevas posibilidades de imaginar y mover. El juego se expande y se suman postulados de la ciencia, la religión y el imaginario popular, accediendo a la belleza de un mundo aparentemente ilógico. Las palabras se mezclan y los sentidos se transfiguran, una máxima emerge de los cuerpos en este juego: el placer es constitutivo de la acción; bailamos con placer.

En escena: Lucas Minhondo, Juan Salvador Gimenez Farfán, Noe Meilerman / Vestuario: Paula Fraga / Diseño de iluminación: Franco Lapietra / Música y/o Diseño sonoro: Federico Karrmann / Producción: PIHQA / Asistencia coreográfica: Mecha Ferrari y Lucia García Pulles / Coreografía: Lucas Minhondo, Juan Salvador Gimenez Farfán y Noe Meilerman / Asistencia de dirección: Mecha Ferrari / Idea y dirección: Noelia Meilerman y Juan Salvador